Simple & Delicioso: Shrimp Chowder {Sin-Lactosa}

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Shrimp Chowder {Sin-Lactosa}


En casa nos encantan las sopas y los caldos y más aún cuando son todos cremositos que nos dan esa sensación de confort y nos hacen sentir bien. Aunque algunas veces ese sentimiento de confort dura poco, ya que cuando preparo las recetas con leche algunas veces nos caen como bomba en el estomago, así que me di a la tarea de crear una receta super cremosita sin agregar leche o harina.

No pude quedar más satisfecha con el resultado, el chowder quedo delicioso, cremoso y solo me tomo alrededor de 30 minutos prepararlo, aquí la receta.

Ingredientes
  • 1 lb de camarones limpios y sin concha
  • 4 papas (2 cortadas en cubitos y 2 cortadas en 4 piezas)
  • 3 zanahorias cortadas en rodajas pequeñas
  • 4 varitas de apio cortadas en rodajas pequeñas
  • 1 taza de cebolla picada en cubitos medianos
  • 1 ajo finamente picado
  • 2 cdas de mantequilla
  • 3/4 de taza de arroz
  • 1 cdta de pimienta molida (yo utilice pimienta roja y negra)
  • 2 cdas de perejil (puede ser fresco o seco)
  • 1 cdta de fécula de maíz 
  • cebollitas verdes picadas
  • sal
  • agua
Preparación
  1. En una olla a fuego medio derrite la mantequilla, agrega la cebolla, zanahoria y apio, sofríe por 3 minutos, luego agrega el ajo y la papa, cocina por 1 minuto más.
  2. Agrega 3 tazas de agua, el arroz, sal, pimienta y el perejil, tapa y cocina tapado de 15 a 20 minutos.
  3. Ahora retira del fuego las papas que cortaste en 4 piezas, licualas con 2 tazas de agua y la cucharadita de fécula de maíz.
  4. Revisa que el arroz esté casi en el punto perfecto, si ya esta listo agrega la mezcla de papas licuadas y los camarones, sin dejar de mover para evitar que se pegue. Una vez rompa el hervor  (aproximadamente 5 minutos) retira del fuego.
  5.  Sirve y espolvorea con las cebollitas verdes y más pimienta si así lo deseas.
¡Buen Provecho!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjame tu comentario, recuerda que los comentarios son el combustible de mi blog.